El turismo de orfanatos en Guatemala

turistas en orfanatos en guatemala con niños
Los turistas extranjeros supuestamente están ayudando a niños desfavorecidos en Guatemala. Sin embargo, las visitas son extremadamente cortas, lo que crea confusión emocional para niños que necesitan cuidadores estables.

Una ONG estadounidense, Disability Rights International, acaba de publicar un informe sobre los orfanatos en Guatemala. Encontró problemas con varios de los orfanatos, incluyendo negligencia y abuso. Este artículo se centrará en la cuestión del turismo de los orfanatos.

En primer lugar, hay que señalar que no todas las organizaciones benéficas están mal administradas. Aldeas Infantiles SOS es un ejemplo de un excelente programa. Presente en más de 130 países, el modelo de Aldeas Infantiles SOS ha sido elogiado durante décadas. Los datos objetivos demuestran sus logros. Sus hijos han obtenido puntajes altos en los exámenes nacionales de muchos países.

Además, hay que recordar que en casos de orfandad o de familias muy disfuncionales, a veces no hay mejor alternativa que algún tipo de organización de cuidado caritativo. Las familias de crianza también tienen problemas serios, a veces.

uristas-voluntarios en orfanatos guatemaltecos
La mayoría de los turistas tienen buenas intenciones. Las visitas generan ingresos. Pero no hay verificación de antecedentes. Ha habido casos de abusadores.

Con respecto a la cuestión de los turistas estadounidenses o europeos que visitan orfanatos en el contexto del turismo, hay varias observaciones que hacer. Lo más importante es que la investigación psicológica muestra que lo más importante para los niños es el amor y la estabilidad. Sin estabilidad y cuidadores estables, la psicología de un individuo tendrá problemas graves y permanentes. Por lo tanto, un turista-voluntario que visita un orfanato y se hace amigo de un niño, solo para dejarlo después de unos días, refuerza los sentimientos de abanonamiento. Esto victimiza al niño por segunda vez.

En varios orfanatos en Guatemala, un verdadero modelo de negocio se centra en la experiencia del turista. Extranjeros ricos quieren las emociones positivas de supuestamente ayudar a los niños durante una breve visita. Las mejores prácticas para los niños son una consideración secundaria, o ni siquiera un factor. Algunas de estas instalaciones recaudan hasta diez millones de dólares cada año de las tarifas que pagan estos turistas.

Cada semana nuevos turistas vienen a pasar tiempo con los niños. Es un poco como si los niños fueran animales en un zoológico. Los turistas creen que de alguna manera están ayudando, a pesar de que la mayoría de ellos no tienen calificaciones y no hablan español o lenguas indígenas. Sin embargo, en realidad, están destruyendo la oportunidad de los niños de tener relaciones estables con cuidadores a largo plazo.

orfanatos, turismo, guatemala, niños
Los orfanatos necesitan personal con calificaciones que hablen el idioma local y que estén dispuestos a quedarse durante varios años.

Debe tenerse en cuenta que estos turistas no se han sometido a una verificación de antecedentes. La mayoría de ellos puede tener buenas intenciones, pero un cierto porcentaje son abusadores de niños o actores malos. En sus países de origen, las autoridades no les permitirían pasar tiempo en instalaciones para niños. Vienen a Guatemala porque creen que el gobierno es demasiado ineficiente para controlar las actividades o castigarlos si molestan a los niños.

El autor de este artículo conoció personalmente a un abusador de niños de Roanoke, Virginia: un psiquiatra, el Dr. William Gray, que “patrocinó” orfanatos en Centroamérica y en Micronesia. También acechó a niños en Virginia que sufrían de trastornos psiquiátricos. Debido a lo que podía ofrecer dinero a familias vulnerables, pudo abusar de niños durante décadas antes de que finalmente lo atraparan. En 1993 fue arrestado y perdió su licencia para practicar medicina.

Un pedófilo homosexual estadounidense en Guatemala fue John H. Wetterer. Un veterano militar, dirigió un orfanato en la ciudad de Guatemala llamado “Mi Casa”. En 1991, un juez en Brooklyn, Nueva York, emitió una orden de arresto por pedofilia y fraude. El gobierno de Guatemala se negó a extraditarlo. Muchas iglesias en los Estados Unidos habían apoyado esta organización. En 1994, George H.W. Bush visitó el orfanato en Guatemala, sin saber que el Wetterer era un fugitivo de la justicia.

No solo es responsabilidad del gobierno de Guatemala centrarse en el problema de los niños desfavorecidos. Toda la sociedad debe hacer de esto una prioridad. Para reprimir la criminalidad y la corrupción, la sociedad debe defender la dignidad humana. Es un tópico, pero los niños son el futuro del país. Mejorar las oportunidades de los niños desfavorecidos no es solo para la caridad o el crecimiento espiritual, sino también es una forma obvia de mejorar este país para todos los ciudadanos.

¡Únete a nosotros en las redes sociales! Ya tenemos 135,000 seguidores.

© 2018 Guatemala.org.gt