El Río Dulce: turismo, historia y aventura

Cascada el Paradiso, Río Dulce, Izabal, Guatemala
Cascada el paradiso, aguas termales, cascada
canoa, Río Dulce, Izabal, Guatemala
canoa, Río Dulce, Izabal, Guatemala

El Río Dulce de Guatemala, 42 kilómetros de longitud, ubicado en el departamento de Izabal, es un río escénico y navegable que vincula el lago Izabal con el mar Caribe. Específicamente, la desembocadura del río se encuentra en Livingston, en la Bahía de Amatique, en el Golfo de Honduras. Los turistas aprecian la naturaleza prístina con sus fauna y flora tropicales y el viaje encantador en barco desde el lago hasta el mar.

Puente de Río Dulce, Izabal, Guatemala
Puente de Río Dulce, Izabal, Guatemala
Cascada cerca de Livingston, Río Dulce, Izabal, Guatemala
Cascada cerca de Livingston, Río Dulce, Izabal, Guatemala

En el sitio donde el río se origina en el Lago Izabal, uno puede encontrar el Puente de Río Dulce, el puente más grande de Guatemala, de 45 metros de altura. Los visitantes cruzan este puente cuando viajan desde la isla de Flores (departamento de Petén) o Tikal hasta las famosas playas caribeñas de Guatemala. El río continúa durante aproximadamente ocho kilómetros hasta que se ensancha en otro lago, El Golfete.

Cerca de la desembocadura del río dulce, una playa en Livingston, Izabal, Guatemala
Cerca de la desembocadura del río dulce, una playa en Livingston
El castillo de San Felipe de Lara, Río Dulce, Izabal, Guatemala
Castillo de San Felipe de Lara, Río Dulce

El Golfete es un lugar maravilloso para relajarse en expediciones de pesca, practicar deportes acuáticos o recrearse a lo largo del lago tropical. Varios pequeños hoteles elegantes ofrecen diseños innovadores que combinan la relajación y la integración con la naturaleza. Las opciones recreativas existen tanto para familias como para viajeros más jóvenes que buscan aventura y diversión. Además, las comunidades mayas locales ofrecen arte, telas y otros productos de calidad excepcional a precios asequibles. Aquí los restaurantes proporcionan algunos de los mejores alimentos en todo el mundo, especialmente platos garífunas con mariscos frescos y fruta.

Un pueblo de pescadores encantador, Río Dulce, Izabal, Guatemala
Un pueblo de pescadores encantador, Río Dulce, Izabal, Guatemala

Después de cruzar el lago, 16 kilómetros de largo, el agua se estrecha de nuevo. Este tramo final del río continúa por aproximadamente 11 kilómetros. Finalmente, el agua dulce comienza a mezclarse con agua salada. Los manatíes y los cocodrilos desaparecen y uno comienza a ver delfines y, a veces, ballenas. (El Caribe tiene 33 especies de delfines y 25 especies de ballenas.) Al llegar a Livingston, uno atraca el barco en el muelle, donde los pescadores locales están ocupados entregando sus capturas. La pequeña ciudad de Livingston es encantadora, con edificios pintados de colores y mujeres mayas con ropa tradicional elegante. Varios hoteles y hostales acomodan diferentes presupuestos. Los restaurantes ofrecen deliciosos mariscos o barbacoa, así como patios al aire libre donde se puede disfrutar de la fresca brisa del océano.

Comida garífuna, mariscos, Río Dulce, Izabal, Guatemala
Comida garífuna, mariscos
Finca El Paraiso, cascada caliente, Río Dulce, Izabal, Guatemala
Finca El Paraiso, cascada caliente, Río Dulce, Izabal, Guatemala
Castillo de San Felipe de Lara, Río Dulce, Guatemala
Castillo de San Felipe de Lara, Río Dulce, Guatemala

Los amantes de la historia aprecian la importancia de esta área, que se remonta a varios miles de años, de los cuales medio milenio en la era moderna. En 1524, Gil González Dávila, el primer conquistador en el área, estableció un asentamiento en la desembocadura del río llamado San Gil de Buena Vista. Sin embargo, sin las comodidades modernas o la medicina, los hombres se enfermaron con enfermedades tropicales. Muchos de ellos atacaron a la población local, robaron alimentos y violaron a mujeres locales. Como era de esperar, esto provocó ataques de los pueblos indígenas. Los colonos sobrevivientes huyeron en la primera oportunidad.

Un amanecer pacífico, Río Dulce, Izabal, Guatemala
Un amanecer pacífico, Río Dulce, Izabal, Guatemala
Dentro del castillo de San Felipe de Lara, Río Dulce, Izabal, Guatemala
Siete altares, cerca de Livingston, Izabal, Guatemala
Siete altares, cerca de Livingston, Izabal, Guatemala

Cuando los españoles finalmente regresaron, construyeron el Castillo de San Felipe de Lara en 1644. Situado donde el río se junta con el Lago Izabal, el castillo estaba destinado a proteger la producción agrícola española en las tierras bajas y el movimiento de metales preciosos desde las minas del interior. Los defensores españoles no disfrutaron de un gran éxito. Durante más de un siglo, piratas ingleses y franceses saquearon la región y, a veces se apoderaron del castillo. Eventualmente, hacia 1800, los españoles finalmente pudieron imponer cierta estabilidad. Hoy en día, este castillo, bien conservado, atrae a un gran número de turistas. Evoca el drama y la aventura de esa era pasada de plantaciones, colonias y piratas.

El Río Dulce y el castillo español de San Felipe de Lara
El Río Dulce y el castillo español de San Felipe de Lara

¡Únete a nosotros en las redes sociales! Ya tenemos 135,000 seguidores.

© 2018 Guatemala.org.gt